Como controlar el color negro en preimpresión?

Una tarea indispensable de un preimpresor, ya sea en offset, imprenta digital,  o impresiones de gran formato, es el control del color negro. ¿Por qué? Porque por ejemplo, si recibimos un archivo con una gráfica donde los colores negros están compuesto con 100% de color cian + 100% de magenta + 100% de amarillo + 100% de negro, (o sea 400% de tinta) seguramente se termine pegando, empastando o reventando todas las impresiones.

¿Y qué pasa si nos envían un archivo donde los negros están hecho con solo 100% de negro? Seguramente los colores salgan arratonados, agrisados.

Antes de continuar, les voy a aclarar que mis sugerencias dependerán de ciertos factores como puede ser el uso de ICC, el sistema de impresión y que tan modernas son las impresoras a utilizar. Lo ideal, si ustedes no son preimpresores de una gráfica, es que antes de preparar un archivo, llamen a la gráfica en cuestión y consulten “cómo hay que armar los negros para mandar a imprimir en X material” para no tener ningún problema y obtener los resultados que realmente queremos.

Bueno… arrancamos. A continuación les muestro distintos tipos de negros y les voy a explicar cuando usar uno u otro:

Composiciones del color negro

 Si ven todos los colores iguales, hay dos opciones: o son daltónicos o simplemente tienen que ajustar el brillo y contraste de la pantalla!  Je!

Entonces, como vemos, el primero es solo negro. Ideal para utilizar en diseños que tienen textos chicos y fondo blanco. Si el texto chico va sobre algún color claro, se puede usar la opción de “sobreimprimir negro” o bien aplicarle un “multiply” a la capa que tenga el texto. Esto hará que el 100% de negro se sume al color que hay en el fondo y no que lo recorte. Esto es muy recomendado en offset para mejorar el registro entre color y color y evitar que se vea los “espacios blancos desplazados en los bordes de los negros”.

En el segundo cuadrado de la imagen, vemos algo peligroso: el negro conformado por la suma de 100% de cada tinta de cuatricromía. No aconsejo utilizar esto en ningún sistema de impresión, por un lado por el consumo que demanda y por otro lado por los problemas técnicos que provoca. En sistemos de impresión donde la tinta es líquida o semilíquida es posible que al imprimir un pleno con este porcentaje que suma un total de 400% se termine pegando pliego con pliego, chorreando o empastando toda la gráfica. En sistemas secos como UV o toner, probablemente no se empaste, y para hacer una muestra o sólo una o dos impresiones no pase nada. Sin embargo para hacer una tirada importante de copias, lo ideal seria regularlo. Mas que nada en las impresoras digitales, ya que estas impresoras (Ricoh, Xerox, Agfa, entre muchas) al imprimir plenos con tanto toner provoca que se ensucien unas rejillas que casi todas las impresoras tiene en un módulo que transmite la imagen con tonner por estática, y cuanto mas se ensucia, la calidad de la impresión empieza a disminuir considerablemente. Y así, obtendríamos las primeras copias con un color intenso pero después de unas cuantas copias esta intensidad suele morir, o como muchas veces, los plenos empiezan a salir con defectos de bandeados porque la trasmisión de toner ya no es perfecta ni pareja.

Los tres recuadros que siguen (3, 4, 5), son posibles soluciones para implementar. Si 400% es el máximo de tinta que podemos tener en un sistema CYMK, estos son formas de restrigir la tinta. Mi consejo es siempre mantener un valor no inferior a 250% (para que no se arratone el color) y no superar un 300%(para que no se empaste).

¿Cual de los tras utilizar? Depende del diseño que tengamos, podremos implementar uno u otro. También dependerá de la perfección del registro de nuestro sistema de impresión. Las impresoras digitales actuales no tienen problemas de registro generalmente, pero si tiene problemas de que el negro al 100% (sin ningún otro color que lo complemente) sale arratonado, así que tal vez tengamos que probar con una composición como el recuadro 4.

En cambio, en offset el impresor tiene posibilidades de regular las tintas manualmente, pero el registro generalmente es más inestable que en una impresora digital, por eso convendrá utilizar textos chicos al 100% de negro y los plenos o textos blancos sobre fondo negro, pero este compuesto con 50% de cian (recuadro 5) o complementando con 30% de las tintas CYM. Todo dependerá de la sugerencia de la imprenta, obviamente.

De la misma forma hay que pensar el manejo de los grises. No es lo mismo un gris armado con un porcentaje de negro, que armar un gris con porcentajes de Cian, Magenta y Amarillo. Pero esto es un tema que podremos analizar en otra oportunidad.

Por último, el recuadro 6 es el negro que viene compuesto de una imagen que fue originada en RGB. Como saben, los sistemas de impresión en cuatricromía se controlan y se realizan con Cian, Magenta, Amarillo y Negro. Un error grave es enviar un archivo RGB a imprimir porque los colores cambian sustancialmente de un modo a otro.  En cuanto al negro, lo que debemos hacer es sumar el %total de cada tinta: 75%+%68+%67+%90= 300%, para mi gusto, muy al límite… y como el negro no está al 100%, si se trata de una parte de una fotografía lo dejo, pero si es un pleno vectorial como el de la imagen de abajo, trataría de regularlo a una opción mas cercana cuya suma de los porcentajes me dé una suma cercana a los 250%.

  

Estos son dos ejemplos de diseños, uno con fondo blanco y textos negros, donde utilizar negro al 100% en los textos fino no habría ningún problema, sin embargo, que estos textos tengan un negro compuesto puede poner en riesgo la calidad de los mismos por la falta de registro.

El segundo diseño es una pesadilla para cualquier impresor porque corre mucho riesgo de quedar todo empastado si el negro no se conforma correctamente y si el impresor no es sumamente cuidadoso. Si complementamos al negro con otras tintas corremos el riesgo de perder el registro de los textos chicos y finos. Si no componemos el negro corremos el riesgo de que quede arratonado. He visto muchas veces poner al texto blanco un borde de 1mm con color negro al 100%  y luego al fondo complementado con 30% de cada tinta y obtuvo un buen resultado. Esta es una idea creativa para aplicar y evitar un dolor de cabeza.

Bueno, esto es todo por ahora, este es el primer post sobre preimpresión. Espero haber sido entretenido y no haberlos aburrido. Evité utilizar terminologías muy técnicas para hacer el texto más llevadero. Cualquier sugerencia, comentario o duda, bienvenida sea!

 

 

Tags

Un Comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top